Tras el inicio de su sexual, toda debe someterse a exámenes preventivos de forma regular, algunos de éstos se pueden hacer una vez al año o por incluso más tiempo.

El objetivo de estos estudios es poder determinar si existe alguna anomalía que pueda dañar la del organismo y traer consecuencias como la infertilidad o alguna enfermedad más grave como el cáncer.

A continuación te presentamos tres exámenes que toda mujer se debe realizar entre los 20 y 40 años con el fin de prevenir cualquier anomalía.

1. El papanicolau o PAP

Es un método eficiente para detectar en el del útero con el objetivo de prevenir y detectar infecciones por el Virus del Papiloma Humano (VPH), y el cáncer cérvico uterino en mujeres que han comenzado su vida sexual o que tengan más de 20 años.

Un médico especializado o ginecólogo es quien toma muestras del cuello del útero que serán analizadas para determinar si existen anomalías.

Existen factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de contraer cáncer cervical: antecedentes hereditarios, enfermedades de transmisión sexual, multiparidad, inmunodepresión, fumar o la ingesta de anticonceptivos orales, así lo reveló el sitio especializado Cancer.org. Es por esto que su ginecólogo recomienda hacer el estudio al menos una vez al año.

A pesar que esta enfermedad es principalmente asintomática, es posible presentar síntomas como: hemorragia anormal, aumento de flujo vaginal, dolor en el pubis y dispareunia (coito doloroso).

2. Exámenes para detectar Resistencia a la Insulina

La resistencia a la insulina es una de las causas más comunes de infertilidad. La buena noticia es que se puede solucionar con facilidad, realizando rutinas de ejercicios y una dieta saludable.

A pesar que puede afectar a cualquiera, quienes tienen los mayores factores de riesgo son personas con obesidad debido a que los cambios que se generan en el cuerpo a causa de la acumulación de grasas pueden llevar a tener colesterol alto y ovarios poliquísticos, características que se convierten en un peligro inminente para quienes deseen ser madres.

El examen para detectar la resistencia a la insulina consiste en la extracción de tres muestras de sangre a los 30, 60 y 120 minutos después de haber ingerido glucosa.

3. Estudios para determinar Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)

Es importante que te realices exámenes para determinar enfermedades de transmisión sexual una vez hayas comenzado a mantener relaciones íntimas, mucho más si no has usado métodos de barrera como los preservativos.

La mayor parte de estos estudios se realiza mediante análisis de sangre y otros mediante exámenes físicos. Entre las enfermedades que puedes contraer por transmisión sexual están: clamidia, gonorrea, VIH, sífilis y tricomoniasis, entre otras.

Por lo general las más afectadas resultan ser las mujeres, ya que en la mayoría de los casos son “ellas” quienes muestran síntomas. Si una mujer embarazada padece algunas de estas enfermedades puede causar severos problemas a su bebé, señala Red Salud UC.

Es importante tener en cuenta que algunas de estas enfermedades tienen cura, si es que son bacterias. En el caso que una ETS sea causada por un virus no tiene solución.

Fuente: BioBioChile